EPM ingresa al negocio del Gas Natural Vehicular

| Colombia, Medellín

En el Departamento de Antioquía, en el noroeste de Colombia, la empresa de servicios públicos Empresas Públicas de Medellín (EPM) ha decidido ampliar sus actividades para incluir el negocio del gas natural vehicular. El Consejo Directivo de EPM dice que la decisión se alinea con sus acciones de responsabilidad social y de respeto por el medio ambiente, y un firme compromiso con el concepto de movilidad sustentable. Consecuentemente ha aprobado un plan de inversiones que prevé la compra de estaciones de servicio, construcción de otras nuevas y el establecimiento de alianzas y acuerdos con diversos actores del mercado para darle mayor impulso al uso del combustible en la región.

El CEO de la organización, Juan Esteban Calle Restrepo, reveló que es desde hace ya varios meses la dirección de EPM ha estado trabajando en el diseño de un plan estratégico para llevar a cabo este nuevo proyecto. EPM será propietario y operador de una red de estaciones de abastecimiento en ubicaciones clave a lo largo del Departamento de Antioquía, cuya capital es Medellín. El proyecto mejorará el servicio de carga para más de 42 mil vehículos en la región que utilizan actualmente gas natural comprimido (GNC). La cantidad de vehículos a gas natural crece a razón de más de 5.000 vehículos anuales, que se abastecen de combustible en 62 estaciones, ninguna de ellas actualmente de EPM.

“Con esta decisión estamos dando un apoyo rotundo a los sistemas de movilidad sustentable, y bajo ese concepto queremos alentar el uso masivo del GNC en todas las flotas de transporte de los sectores público y privado, para que Antioquia sea líder en el uso de combustibles limpios en el país,” dijo Calle Restrepo, para explicar el alcance del proyecto.

La flota de la Administración Municipal de Medellín, junto a flotas descentralizadas que incluyen a la compañía de transporte público Metroplús http://www.ngvglobal.com/medellin-buses-go-natural-gas-0330 , serían las primeras en beneficiarse con esta iniciativa. Mientras tanto, EPM ha estado convirtiendo gradualmente sus vehículos que previamente funcionaban a diesel y gasolina. A la fecha, 187 funcionan a GNC y otros 18 están en proceso de conversión.

Es política de la entidad que en toda compra o reemplazo futuro para su flota se le dé prioridad a los vehículos impulsados a gas natural. La misma práctica ha sido replicada en UNE (empresa de telecomunicaciones de EPM) y otras subsidiarias del Grupo EPM.

De manera similar, se están desarrollando soluciones para flotas compuestas por vehículos a GNC dedicados. Tal es el caso de Metroplús, que actualmente cuenta con 20 autobuses dedicados y planea adquirir 65 más el año que viene.

“Más allá de los resultados económicos que pueden ser generados por la diversificación de nuestra nueva cartera, queremos preservar el medio ambiente y contribuir a la calidad del aire que respiramos cada día, nosotros y nuestras familias. Es un tema de salud pública, de bienestar que tenemos que alcanzar de manera conjunta. A través de esta nueva línea de negocio, EPM está proponiendo una solución tangible al problema de la contaminación del medio ambiente y con suerte también promoveremos un cambio cultural, como está sucediendo en muchas ciudades de los EEUU, Asia y Europa. Queremos comenzar con las municipalidades de Antioquia, pero no terminará allí,” dijo el gerente.

Calle Restrepo explicó que como parte del plan de inversiones diseñado para este nuevo negocio, EPM seguirá promoviendo el uso de GNC a través de programas especiales de financiamiento y otorgamiento de bonos para facilitar la conversión de vehículos, como ha hecho en años recientes.

(Este artículo ha sido compilado utilizando información de un comunicado de prensa de EPM)

(This article also available in English)